Se nos ha roto el sofá.

Se nos ha roto el sofá.

Cuando decidimos ir a por a Izaskun (siiii…es una niña!!) le dijimos al Señor, “pues nada, nos ponemos en tus manos, cuando tú quieras y como tu quieras”. Siempre que dices que estás embarazada y eres cristiana, hay una pregunta que es como si vieras...