Estamos todo el año deseando que llegue el verano… y luego llega, pasa y a veces nosotros no pasamos por él. Quiero decir, que el verano es muy buen momento para centrar lo importante, descansar de verdad, buscar el tiempo de calidad con las personas que tenemos cerca (eso incluye a Jesús) y dar gracias.

Os hemos hecho un pequeño compañero de viaje para que os imprimáis y llevéis con vosotros a cada viaje que hagáis este verano. Con una oración especial para este tiempo, unos tips imprescindibles y espacio para hacer check-lists de maletas, apuntes de reflexiones o lo que queráis.

Os lo podéis descargar aquí, ¡Disfrutadlo!